Cómo encontramos soluciones a problemas en nuestro equipo

El día a día de un emprendedor es apagar fuegos. Si no te gusta jugar a bomberos posiblemente te has equivocado de profesión.

La capacidad de solucionar problemas es una de las habilidades más importantes para equipos para avanzar. Con el paso del tiempo hemos crecido como equipo y somos capaces de prevenirlos, solucionarlos antes y una vez identificados eliminar la raíz del asunto para evitar que vuelva a aparecer.

encontrar solucionesDerechos de foto de Adobe Stock

Evitamos la palabra problema

Mi equipo ya me conoce y saben que no me gusta la palabra “problema”. Me gusta decir que si tiene solución no es un problema. Las palabras son poderosas y en ocasiones hacemos las cosas más grandes de lo que en realidad son. Hay gente que se ahoga en medio vaso de agua.

Antes de poder considerar algo un problema tiene que cumplir un requisito básico: no tener una solución rápida, obvia o sencilla. Analizar este punto antes de romperse la cabeza ya elimina fácilmente el 30% de lo que se podría considerar un “problema”. En realidad son pequeños contratiempos, matices, retos, etc.

Actuamos cuando antes y vamos hasta el final

Los problemas no se evitan, sino se atacan cuando antes. En ocasiones nos hacen sentir incomodos y evitamos el tema. Podría ser p.ej. el tema de financiación de tu empresa. A pesar de poder considerarse un problema de gran importancia y urgencia no te hace sentir bien por lo que algunos podrían posponerlo o no atacarlo con la seriedad que requiere en aquel momento.

Una vez confrontado con el problema es importante no parar hasta haber encontrado una solución definitiva. Si te paras en un momento dado y reinicias más tarde siempre pierdes en efectividad y la solución tarda mucho más de lo necesario.

Escuchamos a todo el mundo y no descartamos ninguna opción

En nuestra empresa todos tienen voz. Desde el que lleva ya varios años hasta el estudiante que acaba de empezar con las prácticas. No hay malas aportaciones, todo puede valer en algún momento y/o llevar a una idea nueva en la que todavía no se había caído.

Siendo la persona con más experiencia del equipo busco evitar el descarte total de opciones porque en algún punto de mi vida lo he probado y no ha funcionado. Las cosas cambian y lo que en el pasado no ha dado resultados puede darle hoy. Esto admito que no es siempre fácil y muchas veces caigo en la trampa de querer descartar antes de probar.

Todas estas formas de solucionar problemas se resumen en comunicar, mover el culo y no parar hasta que llegas al final. Esto implica encontrar la raíz del asunto porque no hay cosa más tonta de encontrarte con el mismo problema dos veces.

Pues por ahí vamos. Te seguiré contando, como siempre.

Stay tuned.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *