Cómo empezar tu día de forma explosiva

¿Te cuestan los inicios de la semana? Pues ya somos dos. Para no agobiarme y quedarme paralizado suelo hacer esto para arrancar con fuerza.

El tiempo vale oro. Ya lo sabes. En ocasiones cuesta arrancar bien el día. No es que no tengas cosas que hacer, en realidad es más bien todo lo contrario. A veces se acumulan tantas cosas que no tienes claro por dónde empezar.

explosivoDerechos de foto de Adobe Stock

No sé tú, pero a mi es algo que me ocurre con frecuencia los lunes. Es peor cuando no me he tomado unos 10-20 minutos el día anterior para organizar la semana. Lo importante es arrancar con fuerza cuando antes para no frustrarse por estar perdiendo el tiempo.

Así que yo hago esto:

  1. Empezar con lista de tareas. Básicamente es actualizar, priorizar y eliminar tareas obsoletas. Sin orden, no hay control… ;)
  2. Atacar algo importante aunque no sea lo más urgente. En ocasiones nos quedamos paralizados. Lo ideal es empezar con lo más urgente pero es más importante ponerse en marcha con algo.
  3. Externalizar dentro de lo posible. Si tienes un equipo puedes también parte de las tareas. De esta forma multiplicas tus recursos y tus posibilidades de abarcar con más en menos tiempo.
  4. Tachar la primera tarea de la lista cuando antes. Si has realizado algo que no figura ahí pues ponlo para luego poder tacharlo. Parece broma pero cuando eliminas la tarea tu cuerpo te premia con dopamina lo que hará que querrás más. Es una forma de motivarse con ayuda de “drogas” que genera el cuerpo.

Pues ya conoces mi “truco”. Lo importante es no quedarse atrapado en la inmovilidad. Empieza a andar para acabar corriendo. Siempre a un ritmo moderado. Al final lo que marca la diferencia no es la intensidad sino más bien la constancia. Es lo que haces todos los días. No lo que hagas una vez… ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *