Cómo dar con una colaboración en condiciones

¿Quieres colaborar con algún blogger, empresario, influencer o quien sea? Mira, esto son los pasos que te propongo para lograr tu objetivo.

“Colaboración”. Es uno de los asuntos más populares en los mails que recibo de gente que pasa por este blog. En el 100% de los casos se trata de una forma de lograr un beneficio propio. Tipo publicar un post para conseguir un enlace, difundir nota de prensa, dar consultoría gratis para un proyecto, etc.

colaboraciónDerechos de foto de Adobe Stock

Por qué tu propuesta no me podría encajar

Muchas veces se me quitan las ganas de responder porque me extraña la falta de empatía de muchas personas pensando únicamente en su propio beneficio. Te daré un ejemplo.

Ofrecerme un contenido gratuito no me aporta valor.

  1. Si te hubieras tomado el tiempo de repasar mi blog te hubieras dado cuenta que en 7 años se han publicado 3 guest posts como mucho.
  2. Publico con una frecuencia muy alta por lo que no sufro de escasez de contenidos. No digo que no haya gente que escriba mejor que yo (de hecho hay muchos), pero por desgracia la calidad de los artículos “regalados” en general no es la mejor (siempre hay excepciones, ojo).
  3. Analizar y leer un artículo de un tercero requiere tiempo que ahora mismo no quiero invertir. Prefiero dedicar mi tiempo a otras cosas.

Cómo detectar una oportunidad para colaborar

Te darás cuenta que igual tú piensas que me estás ofreciendo algo de valor cuando en realidad no es el caso. Así que mira lo que te propongo hacer.

  1. Analiza el blog. De ahí ya sacarás muchas conclusiones. ¿En qué temáticas se está centrando el autor? Es muy probable que si un blogger de viajes habla mucho de una ciudad en concreto es que le tiene más cariño que a otras.
  2. Analiza el autor. Entra en sus perfiles sociales. ¿Con quién se relaciona? ¿Sobre qué hablas? De vez en cuando incluso puedes tener la suerte de que detectes una necesidad concreta que tú puedas resolver.
  3. Detecta una posible necesidad. No pienses necesariamente todavía en lo que quieras a cambio. Piensa en el primer paso que podrías dar. Antes de recibir tienes que dar.
  4. Conecta con la persona objetivo. Arrancar en frio siempre cuesta. Nos interesa más relacionarnos con aquellos que ya conocemos. A día es fácil relacionarse con alguien sin parecer un acosador. Las redes lo hacen posible.

Acepta que al principio vas a sacar menos de la colaboración que la otra persona. Piensa que cada contacto es como una inversión que aumenta en valor con el paso del tiempo. No busques únicamente el corto plazo. Es cómo más partida le sacarás a esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *