Como crear una buena imagen y reputación desde el primer día con tu start-up

¿A punto de lanzar tu start-up? No tan rápido. ¿Estás seguro que vas a lograr una buena primera impresión?

Fascinante. El mundo de las start-ups digo. Igual te acuerdas que antes de ayer te hablé sobre cómo crear barreras de entrada para ideas de negocio fácilmente copiables. Hay un aspecto que no he detallado demasiado.

buena impresiónDerechos de foto de Fotolia

Para captar clientes o usuarios te hace falta un factor clave: la confianza.

Si tuviera una fórmula mágica probablemente te estaría escribiendo estas líneas desde el portátil en una playa del Caribe y no desde el teclado del móvil en el coche de vuelta del evento de Quondos en Madrid (nota mental a mi mismo: cargar la batería del portátil al 100% antes de un viaje de 4 horas).

Hay una frase que resume todo de lo que vamos a hablar en este contexto:

“no hay segundas oportunidades para una buena primera impresión”.

Ahora bien. La cuestión es cómo podemos lograr esto desde el momento cero con una start-up que acabamos de lanzar.

Cómo tener una reputación impecable cuando lanzas un negocio

La palabra mágica en este contexto podría ser “primicia” (aunque pocas veces realmente lo puedas aplicar). Vamos a ver. Todo el mundo (sobre todo los fundadores de start-ups) piensa que su idea de negocio es la leche y que con poco esfuerzo todo los medios van a hablar de ellos. Eso evidentemente no va a ser así. Hay que currárselo mucho y probablemente más.

Hay que vender más una historia que un producto. ¿Quiénes son las personas detrás? ¿Cómo surgió la idea? ¿Cuáles han sido los principales obstáculos para poder llegar hasta aquí?

Para no crearte falsas expectativas. El tema de prometerle a un medio la primicia va a funcionar únicamente si Mark Zuckerberg es uno de tus inversores o has desarrollado una tecnología para solucionar los problemas energéticos del planeta. A pesar de no estar ni cerca de esos criterios lo logré hace un par de años. Cuando lanzamos Coguan esto nos funcionó bien pero no creo que se pueda replicar de la misma manera para cualquier tipo de start-up.

En realidad no es tan complicado hacer un storytelling que llame la atención de los periodistas. Tu reputación se verá afectada de forma positiva si alguien busca el nombre de tu empresa y aparte de tu web encontrará todas esas apariciones en medios.

Elementos y contenidos que necesita la web de tu start-up

Para destacar de todos aquellos que ya hacen lo mismo que tú tienes que aprovechar cada centímetro cuadrado de la web. Tiene que ser obvio que eres con diferencia la mejor de todas las opciones.

Marketing visual de la web

El ser humano procesa la información visual infinitamente más rápido que en formato texto. “Todo pasa por los ojos” por lo tanto no es una frase que se pueda aplicar únicamente al mundo de la cocina. Además el diseño es un elemento clave para generar una buena primera impresión. Échale un vistazo al blog de Susana. Tenemos en Quondos un curso de ella sobre marketing visual al que te puedes apuntar aquí.

Copywriting de tus contenidos

Los aspectos visuales son clave pero hay que asumir que en el “peor” de los casos el visitante aumentará sus esfuerzos para informarse sobre ti a través de los contenidos que aportas en la web. La descripción y presentación de la página de equipo es clave.

Échale un vistazo al blog de Isabel y Paula o Maïder para aprender más sobre las bases del copywriting. No hay que confundirlo con el marketing de contenidos que está relacionado pero actúa sobre todo en fases previas. La creación de p.ej. posts en el blog son únicamente una excusa para generar interés hacia el creador que se esconde detrás.

Elementos de confianza

Lo que necesita una start-up no se diferencia tanto de un e-commerce. Los elementos de confianza son en gran parte idénticos y se diferencian únicamente en pequeños matices.

Aparte de testimonios, logos de confianza, menciones en medios, etc. puede ser bueno tener una sección con un consejo de administración (si existente) o bien un apartado con mentores y consultores. Esto tiene sentido si las personas por su parte tienen una buena reputación que luego pueda reflejar en ti. Sobre todo cuando el equipo fundador es muy joven y no dispone de experiencia los consejeros o mentores pueden compensar las dudas que podrían surgir de un posible cliente.

Una buena primera impresión es únicamente un paso de muchos más que son necesarios para sumar puntos de contacto positivos que en algún momento generan ventas aportando clientes.

Aunque no sea suficiente para vender es clave abrir la puerta que permita un futuro paso por la caja. Paciencia y constancia son clave. Todo llegará.

  1. Hola Carlos,

    Qué importante guiar a una start up para cuando se decide a crear su web. Muchas veces se enfocan en hablar de lo maravilloso que es su producto, (que seguro lo es), pero hay otros factores que intervienen en el éxito de ella. La imagen refuerza las palabras. Una buena imagen corporativa genera confianza y la confianza hace que la gente te compre. Centrarse en la imagen ayuda a generar confianza y la confianza vende.
    Muchas gracias por la mención a mi post. :-) En el quiero demostrar cómo el marketing visual es respaldado por la ciencia, no solo es arte.
    Un abrazo.

    Responder
  2. Genial! Esta claro que todo el mundo piensa que su idea va a mover el mundo y que la gente esta esperando en la puerta a que despegues. Pero la realidad es que seguramente tu idea es el 10% de tu futuro y el resto es trabajo constante y diario y no perder ninguna oportunidad de promover y mejorar. Es importante tener claro que seguramente cuando empieces con tu idea tendrás que modificarla con el tiempo e ir pivotando la idea hasta encontrar algo que sí interese a tu público/mercado. Seguramente si te niegas a ir modificando tu idea, acabarás rápido.

    Genial post como siempre! Saludos ;)

    Responder
  3. Me ha parecido muy interesante el post, aunque me gustaría señalar las dificultades intrínsecas de darse a conocer cuando estás empezando. Nosotros nos hemos propuesto ofrecer una imagen seria y profesional frente a otras empresas/proveedores que ya ofrecen servicios similares, pero el diseño es solo un elemento más de toda la estrategia de marketing, como señalas.
    Creo que lo importantes es confiar en la viabilidad del proyecto y “defenderlo” con uñas y dientes. No obstante, ojalá el aspecto visual fuese suficiente en una red tan “hiperpoblada” con todo tipo de empresas, profesionales y proyectos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *