fbpx

Cómo convertir un comentario negativo en una fuente de inspiración

Una crítica pesa más que 100 felicitaciones por un trabajo bien hecho. No lo podemos evitar, son las críticas que no nos dejan dormir. Para y conviertélo en algo positivo.

Al principio tenía la mala costumbre de responder antes a las críticas en este blog que a aquellas personas que incluso me felicitaban por el contenido aportado. Sin darte cuenta muchas veces sientes esa necesidad de que te quieran incluso aquellos que más te critican.

comentario negativoDerechos de foto de Adobe Stock

Ahora he pasado a apenas moderar comentarios porque priorizo la creación de nuevos contenidos sobre la creación de una comunidad en este blog. Al final hay que ser consciente de lo que quieres lograr con un blog y yo tengo la suerte que después de casi 10 años no necesito tener la confirmación en forma de visitas y comentarios para seguir escribiendo.

Cómo me imagino a una persona que me critíca

Cuánto más me crítica alguien, más pena me suele dar. No me refiero a un comentario constructivo sino a aquellos que buscan la destrucción apuntando a tus supuestos puntos débiles. Notarás rápidamente la diferencia si no llevas mucho tiempo con esto. Siempre se me pasa esto por la cabeza.

¿Qué necesidad tiene la persona de querer amargarme tanto el día? La respuesta es sencilla porque yo o tú en realidad no somos los culpables de la situación. Esa persona ha tenido un muy mal día. Igual se ha separado de la pareja, acaba de recibir una multa de trafico o sus padres le han quitado la paga mensual por mal comportamiento. Al final se cruza con tu contenido y siente la profunda necesidad de compartir ese malestar con alguien.

Más que una respuesta al comentario esa persona necesitaría un abrazo. Con alguien que me da pena no me puedo cabrear. Algo que surje de una razón ajena a mi no me puede enfadar. No voy a utilizar mi energía para entrar en un debáte inútil para todos los que potencialmente participen.

Encuentra una fuente de motivación más allá

Los comentarios críticos me afectan como a cualquier otra persona pero a cambio de antes son como esa corta sensación de quitarse una tirita. Te molesta durante un instante pero después ya pasas a la próxima cosa. Con este blog llegué a la conclusión que iba a escribir sobre todo para mi porque es la forma perfecta de plasmar mis avances, mis aprendizajes, etc. y de paso compartirlo con las personas que estén interesadas. También me motiva infinitamente el pensamiento que mis hijos algún día pasarán por aquí para conocerme todavía un poco mejor.

Es una motivación más allá muy potente para mi. Ninguna métrica de visitas o comentarios estará a la altura para lograr el mismo efecto duradero en mi. Además no tengo que demostrarle ya nada a nadie por lo menos en términos de blogging. Llevo una década con esto y prácticamente desde los inicios publicando a diario. Si te apetece leerme bien, estás más que invitado/a/… y si no te gusta o no te aporto tampoco pasa nada.

Si quieres utilizar tu energía de cabreo para algo cuando te critican hazlo para seguir creando nuevos contenidos. La mejor respuesta es la acción y no la justificación. Él o ella que quiera hacerte daño a través de un comentario no merece tu atención.

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *