fbpx

Cómo afrontar y tratar debilidades de tu negocio

Mucho se habla de ventajas competitivas pero poco de desventajas destructivas. Veamos cómo las puedes afrontar y tratar para que no sean letales.

No todas las virtudes de un emprendedor siempre se convierten en fortalezas de un negocio pero casi siempre las debilidades se traspasan de forma inmediata. Sobre todo en la fase inicial un negocio representa el carácter de la persona que lo inicia: su filosofía, su forma de ver el mundo, su disciplina, etc.

negocio jovenDerechos de foto de Adobe Stock

Tipos de debilidades que pueden ser destructivas

Entre las debilidades destructivas destacaría sobre todo dos. Si estas dos te fallan, no te das cuenta y/o no las tratas con urgencia tu negocio no tendrá un futuro a largo plazo.

Falta de conocimiento en áreas clave

Sobre todo en el mundo online lo vemos. Muchas personas se meten por haber escuchado alguna historia de algún emprendedor que la ha “petado”. Hay un desconocimiento inmenso sobre lo que se requiere para hacer una cosa tan “sencilla” como montar una tienda online. Mis costes de estructura en algunos meses alcanzan los 10.000 euros. Aparte del conocimiento necesario en todos los campos del marketing online también es crucial tener al menos nociones básicas de finanzas. Sobre todo si no tienes claro la importancia del flujo de caja tienes un problema grave.

Falta de recursos para llegar al punto cero

Este punto está directamente relacionado con el previo. Si no puedes estimar ni el tiempo, ni el trabajo pues tampoco podrás detectar plazos o recursos financieros adecuados para llevar a cabo tu proyecto con éxito. Tu planificación financiera es prácticamente lo más importante. Viene antes que todo lo demás porque por muy bien que hagas el resto, si se te acaba el dinero, se acaba la fiesta.

Mejor que afrontar es prevenir

Antes de lanzarte, haz tus deberes. Existen vídeos gratuitos en Youtube o plataformas de aprendizaje como Quondos que te proporcionan una base sólida. Así sabrás ya antes de empezar lo que es importante. Está claro que la experiencia no es lo mismo que la teoría pero el impacto de sorpresas será más leve.

Aparte de prevenir el mejor consejo que te puedo dar es estirar el dinero lo máximo posible. Reduce tus gastos al principio para que tengas el tiempo suficiente de aprender lo necesario. “Lo necesario” es desarrollar la capacidad de idear un plan inicial para llegar al “punto cero”. Este es el momento donde tienes el mismo nivel de costes que de ingresos. ¡Es mágico!

Cuando empiezas es clave ser consciente que esas debilidades existen. Nadie las aprende en 3 días y tú tampoco. Evita aprender esa lección de forma dolorosa. Te lo dice alguien que ya ha pasado por ahí… ;)

Stay tuned.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *