Cada cliente cuenta – ojo con las pequeñas compras si tienes una tienda

¿Quieres averiguar cómo puedes optimizar tus tiempos en función de la facturación por cliente? Esto es mi consejo.

Estamos haciendo un experimento en la tienda de coleccionismo. Estamos ofreciendo piezas populares a un precio ridículo. Por debajo de 0,5€.

fidelizar clientes ventasDerechos de foto de Fotolia

“¿Y con ventas así ganas dinero?” Pues evidentemente no (o no mucho). Pero la cuestión no es pensar únicamente en la primera venta sino en lo que viene detrás (me refiero a esto).

El comercio electrónico sigue estando muy poco desarrollado en España. La gente no confía en poner sus tarjetas en una tienda online que acaba de conocer. Es complicado llegar al público objetivo y al mismo tiempo convencerle que puede confiar en ti.

Básicamente lo que estamos aplicando es el embudo de la doble venta. Facturar un poco para luego vender más. La primera venta es clave porque requiere generar una experiencia de compra positiva.

Sobre todo cuando trabajas con un equipo es importante que transmitas tu filosofía. Una persona del equipo sobre todo cuando hay mucho curro tiene tendencia a economizar su tiempo (es de sentido común, qué te voy a contar). Por lo tanto surge el riesgo de que en una tienda cuando tienes que gestionar ya más de 10 pedidos al día junto con otras tareas que tienes de descuidar un poco los clientes más pequeños.

Esto se puede expresar en un embalaje descuidado, enviar el pedido tarde, no atender a tiempo mails de estos clientes, etc. Lo que hay que tener que cada cliente cuenta.

  1. Por qué su experiencia influye en las recomendaciones o no que va a realizar sobre ti dejando comentarios en tu página de Facebook, foros, blogs, etc.
  2. Por qué sirve para lograr confianza y fideliza para ir aumentando la facturación a lo largo de la vida de un cliente.
  3. Por qué eres un profesional y cada venta merece la atención dedicada igual que una grande.

Así que no te olvides, cada cliente cuenta. No pienses en el corto plazo, piensa que a lo largo ganas mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *