fbpx

Al final todo sale bien

Cuando las cosas se ponen realmente difíciles tienes que confiar que todo saldrá bien. Puedes perderlo todo menos la fe en tu capacidad para seguir adelante.

Ya tenía previsto escribir este post después del último WeberyDay sobre redes sociales celebrado el último sábado en Madrid. Todos los involucrados hemos ido como una moto para hacer posible el evento.

Todo saldrá bienDerechos de foto de Fotolia

A pesar de todos los proyectos que llevamos en paralelo Amel y yo, se pudo hacer y todo el mundo salió muy contento. Incluso la inscripción para el nuevo taller junto con Javier (esta vez sobre tiendas online) en Valencia comenzó este lunes y vamos ya a buen ritmo para poder llenar el curso. Estoy orgulloso de tener este tipo de socios porque te dan energía cuando la necesitas y vice versa.

En tus peores momentos piensa en situaciones parecidas que ya has resuelto

Los próximos días (para no decir semanas) también serán intensos pero me prometo a mi mismo de disfrutar más de la vida y de mis seres queridos. Mi padre pasó con nosotros un par de días recientemente y estaba preocupado por el ritmo de vida que estoy llevando. “Ahora eres joven pero los años pasan demasiado rápido.” Sin duda.

Justo hoy escribo este post para recordarme que al final todo sale bien. He recibido una noticia esta mañana que me ha descolocado totalmente y me ha cargado de energía negativa. No tengo ganas de tener este estado de ánimo porque me roba la fuerza para finalizar todas las tareas pendientes. Ya he perdido 2 horas y redacto esta entrada como terapia para sentirme mejor. Me recuerdo que he tenido momentos de tensión peores que este y que también he podido salir de ellos.

Tu estado de ánimo es lo más importante para seguir adelante

La energía negativa es el problema más grave de las personas. Nos hace pensar que no somos capaces de hacer cosas. De cabrearnos sobre asuntos insignificantes. De no ver la salida y rendirse cuando es justo en los momentos más complicados cuando tenemos que luchar.

Para salir adelante lo más importante es no buscar una solución en terceros. Pensar que uno no puede hacer nada contra la situación en la que esta no ayuda. No es que esté convencido, se que todo es posible en esta vida. La única diferencia está en aquellos que confían y se mueven y aquellos que se rinden huyendo de su propia responsabilidad para tener una vida más feliz. Puedes perderlo todo en esta vida. Si mantienes la fe en ti mismo siempre habrá un camino.

  1. Carlos, soy de los plenamente convencidos que todo es posible si nos lo proponemos, y que los obstáculos son alicientes para llegar a la meta. Claro que al final todo sale bien, es más, de lo que salga mal, saca siempre lo positivo.
    El otro día en el blog que gracias a tu espejo sigo luchando, comentaba que “Rafa nunca se rinde”. Espero que te guste :-)
    http://andalunetsocialmedia.com/rafa-nunca-se-rinde-y-tu/

    Un abrazo
    @santiperdomoand

    Responder
  2. lei el comentario de arriba y me parece bien, comparto su comentario! animo vamos…! adelantee.. aqui mi comentario ;)

    Responder
  3. Ánimo Carlos.
    De todo se sale y lo último que debemos perder es la sonrisa.
    Está sonrisa que es gratis y que tanto nos ayuda.
    Me ha encantado tu post.
    Un abrazo

    Responder
  4. Totalmente de acuerdo contigo Carlos, no hay nada que te impida llevar a cabo tus ilusiones. Simplemente hay que tener fe en ellas y realizarlas de la mejor forma posible.

    Un saludo, David.

    Responder
  5. Ánimo Carlos,
    estás metido en muchas guerras, pero poco a poco vas ganando todas las batallas.
    Yo cuando paso un momento de estrés o un bache personal, suelo apretar los dientes y decirme a mi mismo que llegarán tiempos mejores.

    Responder
    • Muchas gracias por todas vuestras palabras de ánimo. Después de redactar el post ya tenia la fuerza para atacar el problema. Ya tengo la solución así que parece ser verdad que al final todo sale bien… ;)

      Responder
  6. Cuando nos demos cuenta que tanto el éxito como el fracaso no son más que unos impostores, podremos relajarnos y disfrutar un poco más de la vida… hay que echarle un poquito de zen a todos los asuntos…

    Responder
  7. Claro que al final todo sale bien. Es lo que cuenta, siempre que no te dejes muchas cosas en el camino y tengas las metas claras, que por lo poco que conozco de ti, parece que las tienes.
    De todas formas es bueno darse un respiro de vez en cuando y ¿qué decirte? que no pasa nada si tienes un poco de bajón y que no hay nadie perfecto ni nada definitivo.
    Aunque si es verdad que a veces es necesario parar un poco y reflexionar, jugar más y trabajar menos.
    Ánimo

    Responder
  8. Creo que lo bonito de las cuestas es llegar arriba.Pedaleando hacia adelante, antes o después, SIEMPRE se llega a la cima, solo hay que seguir pedaleando hacia adelante, no importa la velocidad o el ritmo, lo que importa es seguir dándole a la bicicleta, hacia arriba.El camino está lleno de obstáculos, y Carlos, ¡no hay autopista de doble carril al Himalaya! apuntas alto y por eso tienes que pedalear más.Llegarás, no hay duda..
    un abrazo

    Responder
  9. Gracias Carlos! Será casualidad pero esta semana me ha venido muy bien este consejo. Que cantidad de energías se pierden cabreando se y viendo enemigos en todas partes!!! Espero que se resolviera lo de esta mañana. Si necesitas algo dímelo.

    Responder
  10. Gran artículo… y no lo digo por poner solamente un par de palabras.

    Responder
  11. Exacto. Hay que adaptarnos al cambió por que la tecnología avanza y así como el avanza igual nosotros entonces adaptemonos a ellos que de igual forma mucho más adelante nos facilitarán las cosas como trabajamos como nos comunicamos etc…. Es como pasar de una etapa de pequeño a cuando ya tienes que conseguir empleó y tienes que generar dinero todos pasamos y pasarán muchos por esto yo lo estoy viviendo quien iva a pensar que me iva a adaptar al cambió de trabajar en una empresa. De mercadeo en red. Wakeupnow me a cambiado totalmente desde lo emocional, espiritual, y mentalmente así que no temamos al cambio

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *