3 puntos de la lista secreta del emprendedor Capitán América

A todo el mundo que se la pasa hacerse emprendedor le recomiendo no hacerlo. Para la mayoría de las personas es demasiado estrés.

Vivir con una sensación de ligera ansiedad de forma continúa no es para todo el mundo. Y básicamente es eso lo que diferencia un emprendedor del resto del mundo. No es que sean más valientes, resistentes, fuertes o inteligentes que el resto del mundo. Simplemente aprenden a afrontarse a los retos diarios y se acuestan cada noche sin pensar que la lucha va a continuar con la misma incertidumbre.

capitán américaDerechos de foto de Adobe Stock

Si quieres son un poco como Capitán América. Afrontan el próximo combate sin saber si van a poder ganar la batalla. No es que no tengan miedo, simplemente es su destino, no tienen elección. Es para lo que han nacido. Hay personas que pueden elegir. Todas aquellas no deberían ser emprendedores. Lo digo en serio ¿Para qué complicarse la vida tanto?

Si existiese una lista secreta que el emprendedor Capitán América tuviera que sacar de la manga para darse ánimo para la próxima batalla sería un poco como esta.

¡Qué no cunda el pánico!

Hay situaciones en la vida del emprendedor donde recibes un chute de adrenalina pero no de la buena. Tienes la brutal sensación de pánico que quiere apoderarse de tu cuerpo. En esos momentos hay que respirar profundamente. ¡Qué no cunda el pánico!

  1. Analicemos la situación en detalle.
  2. ¿Cuáles son las implicaciones?
  3. ¿Qué puedo hacer para evitar las consecuencias negativas?
  4. ¿Hay personas que me pueden ayudar en esta situación?

Por suerte en el 80% de los casos no es para tanto. Sobre todo hablar te tranquiliza. En ocasiones tenemos tendencia a sobreestimar efectos negativos. En otros casos hay soluciones sencillas que desconocíamos hasta la fecha. Así que cuando afrontas situaciones críticas relaja pero actúa. No te escondas, hay que atacar los problemas de forma proactiva.

Es lo que haces todos los días

Los milagros no existen aunque los medios nos lo quieran hacer ver de esta forma. Es lo que vende, claro. Lo que no es tan sexy es el trabajo diario, las rutinas, los procesos, el trabajo en equipo, etc. Si se hace realmente bien corres incluso el riesgo de aburrirte un poco porque todo el mundo tiene 100% claro lo que hay que hacer.

El éxito para estar en forma no consiste en hacer 3 horas de deporte en una ocasión. Sino en hacer 30 minutos todos los días. Aquí es donde la mayoría fracasa porque el “una vez no pasa nada” se convierte en costumbre y luego por no hacerlo no hay consecuencias. ¡Claro, pero tampoco hay beneficios! A veces los avances diarios se miden en milímetros o ni eso. A lo largo del año habrás caminado kilómetros. Siempre que tengas la disciplina de no fallar y no poner excusas.

Tómala u otros la tomarán por tí

Ser disciplinado en el día es una pequeña decisión que se convierte en rutina y luego en estilo de vida. Llega un punto donde no es cuestión si lo haces o no sino cuándo. Hay decisiones que son más grandes de tamaño. No siempre más importantes pero puntuales. Tienen consecuencias que no siempre te gustan. Es por ello que por naturaleza se posponen. En ocasiones durante demasiado tiempo. Es cuando otros toman la decisión por ti y ya no tienes posibilidad de influir en ella.

Pueden ser complicadas como la de cerrar un negocio a tiempo, despedir un trabajador, deshacerse de un cliente que genera problemas, etc. Lo ideal es tomar una decisión complicado cuando antes. Muchas veces esto aumenta el margen de actuación posterior. Cuando más tardes, meno margen de maniobra vas a tener.

Sin duda es un poco exagerado compararse con un superhéroe. Pero muchas veces ayuda pensar que tienes súperpoderes cuando afrontas problemas a los que a primera vista no les ves soluciones humanas.

Ayuda también en confiar en llegar a la meta sin conocer en detalle el camino. Es eso lo que mejor describe la ansiedad continúa. Eso sí. La satisfacción y el orgullo que tiene llegar finalmente no tiene precio. Es por estos momentos, por muy breves que sean en relación con los demás que nos levantamos una vez más para seguir luchando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *